TRES FASES PODEMOS DISTINGUIR EN LA HISTORIA DE LAS HUMANIDADES DURANTE EL RENACIMIENTO

Fase del deseo apasionado

La primera es la fase del deseo apasionado. Petrarca, escudriñando un texto de Homero que no puede comprender, y Boccaccio, estudiando el griego ya en la madurez de su vida, para poder beber directamente en los manantiales de la inspiración poética, son los héroes de este periodo. Ellos contagiaron a los italianos la sed y el afán de la cultura antigua.

Fase de las adquisiciones y las bibliotecas

Viene en seguida la fase de las adquisiciones y las bibliotecas. Los héroes de este segundo período son el papa Nicolás V, que funda la biblioteca Vaticana en 1453, Cosme de Médics, que inicia un poco antes de esa fecha la colección que lleva el nombre de su familia, y Poggio Bracciolini, quien revuelve todas las ciudades y conventos de Europa en busca de manuscritos, juntamente con los profesores de griego que en la primera mitad del siglo XV huyeron hacia Constantinopla, cargados con preciosos bagajes de literatura clásica.

Lo más notable de esta fase de las humanidades es el entusiasmo de la cultura antigua que se apoderó de todas las clases de Italia. Sacerdotes y príncipes capitanes aventureros y campesinos, nobles damas y mujeres de la vida galante. Todo el mundo se sentía atraído por la erudición.

Fase de los críticos, de los filólogos

Vino después la tercera fase de las humanidades, la fase de los críticos, los folólogos y los impresores. Ficino, Poliziano y Erasmo encargábanse ahora de explicar y cribar lo que Poggio y Aurispa habían coleccionado. Su gran tarea comenzó por la clasificación, selección y el arreglo de lso pergaminos que se alimentaban en los anaqueles de las bibliotecas.

No existían entonces esas valiosas herramientas de la cultura de la que hoyy disponemos en abundancia, los manuales y diccionarios de antigüedades, los ricos y sistemáticos thesauri de historia y mitología. Cada estudioso tenía que retener en su cabeza la enorme masa de la erudicción clásica.

Podemos decir que ese tercer período de las humanidades renacentistas llegó a su apogeo con Erasmo. En su tiempo fue cuando Italia pasó la antorcha del saber humanístico a las naciones del norte.

Descartes y Bacón, Spinoza y Locke, de una parte, son hijos del Renacimiento, campeones de la nueva libertad filosófica. Pero tambien lo es de otro lado. Lutero, el heraldo de la nueva libertad religiosa.

La reforma, al igual que el renacer de la ciencia y la cultura, tuvo sus anticipos y sus anuncios precursores en la Edad Media.

Al promulgar la doctrina de la libertad personal y al conectarse, a su vez, con la política nacional, la Reforma aparece entrelazada históricamente con la Revolución. Fue la Iglesia puritana de Inglaterra la que instauró nuestra libertad constitucional y proyectó sobre América el principio general de la igualdad entre los hombres.

La cultura fue la influencia humanizadora y refinadora del Renacimiento.